Tela de punto

Tela de punto

Tela de punto

El tejido de punto es grueso y blandito. Suave al tacto, elástico y fácil de trabajar, ¡lo tiene todo! Se utiliza principalmente para confeccionar sudaderas, aunque también es perfecto para la realización de otras prendas como chalecos, chaquetas, ponchos o vestidos. ¡Déjate seducir por nuestras telas de punto y crea la próxima prenda en tu armario!

93 productos

Página
  1. Punto trenzado liso rosa
  2. Punto trenzado liso azul

93 productos

Página

TODO SOBRE LA TELA TEJIDO DE PUNTO

¿La palabra "punto" le trae invariablemente a la mente el invierno y los acogedores jerseys que confeccionaba pacientemente su abuela? Las prendas de punto son ideales para la ropa de abrigo, pero también pueden utilizarse para la ropa de casa.

NUESTRA SELECCIÓN DE TEJIDOS DE PUNTO
Las prendas de punto se fabrican mecánicamente para producir un tejido ligero y delgado, pero aún así cálido. Se utilizan diferentes fibras, desde la lana tradicional hasta el algodón o los hilos sintéticos poliacrílicos.

El tejido de punto tiene un aspecto más bien liso, a diferencia de las prendas de punto hechas a mano, lo que facilita su montaje a máquina. Puede ser liso o estampado, gracias al sistema jacquard: descubra aquí nuestra selección de tejidos de punto. También puede encontrar tejido de punto por metros, para todos sus proyectos a gran escala.

 

HACER QUE LOS NUEVOS PUNTOS DESTACADOS DE SU GUARDARROPA
La diferencia entre el tejido de punto y el tejido clásico es que no se teje, sino que se tricota. El resultado es que el tejido de punto es elástico en diagonal y a veces incluso en sentido longitudinal. Es un tejido ideal para hacer vestidos y jerseys ceñidos al cuerpo y fáciles de poner y quitar. Las prendas de punto son tan elegantes como cálidas y se prestan a todos los estilos de ropa, desde sofisticados cárdigans hasta vestidos informales.

Las prendas de punto son relativamente suaves y acogedoras, perfectas para crear fundas de cojín para el sofá o una colcha acogedora. Este material es adecuado para hacer un poncho con o sin cuello, pero también bufandas, gorros o polainas. No dudes en explorar las revistas de punto para inspirarte. Si eres principiante, el tejido de punto te permitirá realizar estos patrones con facilidad.

 

¿CÓMO COSER TEJIDO DE PUNTO?
Al cortar tejido de punto, utilice un soporte antideslizante para que el tejido no se mueva al cortar. Para transferir el patrón, es posible que necesites un rodillo para trabajar con la elasticidad de la tela. Las prendas de punto se deshilachan con facilidad (¡como todas las prendas de punto!), así que asegúrate de dejar algo de espacio para cortar. Por último, se cortan las diferentes piezas alineándolas en los bordes, para respetar la dirección de la estructura de punto.

El tejido de punto es fácil de coser si se utilizan agujas de jersey y una puntada elástica o en zigzag. Para evitar que la tela se deforme y/o que la costura se ondule, tenga cuidado de no estirar las piezas al coser.

Las prendas de punto pueden lavarse a máquina a 30º o en ciclo delicado si se trata de una fibra natural frágil (el mohair, por ejemplo). Seca el tejido de punto al aire libre y no en la secadora, ya que esto puede hacer que el tejido se sienta y se encoja. No es necesario planchar, ya que el tejido de punto no se arruga.

 

Tejido de punto hecho de fibras naturales o sintéticas, las prendas de punto son suaves, cálidas y elásticas. Es ideal para la ropa de invierno y para la ropa de casa, y se puede trabajar como un jersey.