Dedales

Dedales

Dedales

Los dedales son una herramienta básica para proteger tus dedos de las agujas durante el proceso de costura a mano. Estos objetos de forma cilíndrica, tradicionalmente de metal, se han convertido en un elemento tanto práctico como decorativo. Descubre nuestros dedales de metal, goma o piel de todos los tamaños, que se adaptan a tus necesidades.

48 productos

  1. Dedal talla M
    Dedal talla M
    7,49 €
  2. Dedal ajustable
    Dedal ajustable
    4,49 €
  3. Dedal ergonómico M
  4. Protector de dedos
  5. Protector de agujas
  6. Dedal para quilting
  7. Dedal pequeño
    Dedal pequeño
    2,49 €
  8. Dedal grande
    Dedal grande
    2,49 €
  9. Dedal tamaño L
    Dedal tamaño L
    7,49 €
  10. Dedal
    Dedal
    2,69 €
  11. Dedal modelo grande

48 productos

TODO SOBRE LOS DEDALES

¿Estás acostumbrado a coser a mano? El dedal es un valioso aliado para proteger las puntas de los dedos. Gracias a esta pequeña herramienta cilíndrica, se evita pincharse al introducir la aguja en el tejido. Un dedal le da mayor precisión y evita que la aguja se deslice. La mayoría de las veces están hechas de metal y cosidas por fuera, son prácticas y atractivas.



NUESTRA SELECCIÓN DE DEDALES PARA SUS PROYECTOS DE COSTURA
Déjese seducir por nuestra amplia gama de dedales. En metal, cuero o silicona, hay algo para todos los gustos y presupuestos.

¿Quiere añadir un toque de color a sus proyectos de costura? Nuestros dedales están disponibles en rojo, morado, verde, turquesa, rosa, latón y muchos otros colores. ¿Prefiere los patrones? Eche un vistazo a nuestros dedales con diseño floral.

Para una máxima comodidad y protección, ofrecemos un dedal de silicona. Ergonómica, flexible y ligera, cuenta con cuatro ranuras de ventilación en el lateral para evitar el sudor durante las largas sesiones de costura. Gracias a la suavidad del caucho, el dedal de silicona se adapta perfectamente al dedo. La suavidad de la silicona garantiza un ajuste cómodo y una sujeción perfecta.

Para nosotros, cada detalle cuenta. La mayoría de nuestros dedales tienen un borde antideslizante para garantizar un control óptimo de la aguja. Un dedal debe ajustarse a todos los dedos, del más corto al más largo y del más estrecho al más ancho. Para garantizar su plena satisfacción, nuestros dedales están disponibles en varios diámetros: S, M, L, XL, 15 mm, 16 mm, 17 mm, 18 mm, 19 mm, etc. ¿Está dudando entre los diferentes tamaños? Elija nuestros dedales ajustables.

Una cosa es segura, en nuestra tienda seguro que encontrará el modelo adecuado para su uso. Para descubrir los accesorios que necesita para realizar todos los proyectos de costura de sus sueños, haga clic aquí.



¿CÓMO ELEGIR UN DEDAL?
Demasiado grande, un dedal puede resbalar de su dedo. Demasiado pequeño y no podrás enhebrarlo. Para evitar este problema, recuerda hacerte una pregunta esencial antes de comprar tu dedal: ¿cuál es la circunferencia de mi dedo?

Para medirlo, utiliza un medidor de anillos. Si no tienes uno, envuelve una tira de papel o hilo alrededor de los dedos con los que sueles manejar la aguja, márcala con un bolígrafo y córtala. Para averiguar la circunferencia de tu dedo, basta con medir el trozo de papel o de hilo resultante en plano.

Cada diámetro corresponde a un tamaño de dedal. Descubre cómo se corresponde en esta tabla:

Circunferencia de los dedos (en mm)

Tamaño del dedal (en mm)

Del 48 al 50
15

Del 51 al 53
16

Del 54 al 56
17

¿Su dedo tiene un tamaño diferente? Elija la circunferencia más cercana a la suya para encontrar el dedal ideal.

Una vez determinado el tamaño, puedes elegir el material de tu dedal. Dependiendo de sus preferencias y hábitos, puede elegir un dedal de metal, que es rígido y fuerte. La silicona es suave y agradable al tacto. En piel, evita de forma natural la transpiración de los dedos y es fácil de poner.

Así que ya está, ¿tu elección está hecha? Sólo tienes que elegir el color y el diseño de tu nuevo dedal. Diviértete.



¿CÓMO UTILIZAR UN DEDAL?
¿Se pregunta cómo utilizar correctamente el dedal? Sigue la guía. Primero, ponte el dedal en el dedo. Dependiendo de cómo se sujete la aguja, puede ser el dedo índice o el medio. Sujeta la aguja entre el dedo índice o medio y el pulgar. A continuación, introduzca la aguja en la tela y empújela con el dedal. Repita la operación tantas veces como sea necesario.



Con un dedal, se acabaron las puntas de los dedos rojas al final del proceso de costura. Este objeto es imprescindible para coser a mano sin riesgo de lesiones. Gracias a su multitud de materiales, formas, colores y tamaños, se adapta a todos sus deseos. ¡No espere más para pedir el suyo